Skip to main content

Los jóvenes doctorandos en matemáticas aúnan fuerzas en BYMAT

El primer congreso BYMAT tuvo lugar del 7 al 9 de mayo en el ICMAT y reunió a 200 jóvenes investigadores en matemáticas de 19 países. En él estuvieron representadas 79 instituciones, la mitad de ellas extranjeras. Muchos de los asistentes formarán la futura red internacional BYMAT de estudiantes de doctorado en matemáticas y campos afines, cuyo principal objetivo es “empoderar a la comunidad matemática joven”.

Ágata A. Timón (ICMAT). El encuentro BYMAT (“Bringing Young Mathematicians Together”) ha concluido su primera edición, que tuvo lugar del 7 al 9 de mayo en el ICMAT, con un éxito inesperado para sus organizadores: David Alfaya, Patricia Contreras, Ángela Capel, Roi Naveiro y Jesús Ocáriz, todos estudiantes de doctorado en el ICMAT. “Lo que empezó como una humilde iniciativa para reunir a estudiantes de doctorado y máster de la comunidad de Madrid, se pudo después extender a nivel internacional”, recuerdan. Nunca antes se habían reunido 200 jóvenes investigadores en matemáticas internacionales, y la experiencia ha sido, según sus propias palabras “excepcionalmente positiva”.

>> Nunca antes se habían reunido 200 jóvenes investigadores en matemáticas internacionales

“Los participantes han quedado muy satisfechos con las actividades desarrolladas y con el ambiente que se ha respirado en todo momento”, aseguran, orgullosos. Gracias a la colaboración en exclusiva de la Fundación BBVA, se pudieron otorgar 55 becas de transporte y alojamiento a participantes provenientes de todo el mundo, lo cual enriqueció notablemente la diversidad cultural y la interdisciplinariedad del congreso. Acudieron al congreso 181 participantes: la gran mayoría, estudiantes de doctorado (70%), aunque también estudiantes de máster (26%), postdoctorales (7%) y de grado (3%). En total, vinieron de 78 instituciones diferentes (el 50% de ellas internacionales), de 19 países diferentes.

Muchos de ellos entrarán a formar parte en la futura red internacional BYMAT de estudiantes de doctorado en matemáticas y campos afines. “El principal objetivo de esta red es empoderar a la comunidad matemática joven”, declaran los organizadores. En concreto, se quiere incentivar la formación de redes de contactos y proyectos de investigación entre distintas instituciones desde las primeras etapas de la carrera investigadora. Además, el colectivo quiere “luchar por una carrera investigadora más estable y con más fuentes de financiación, estrechar los lazos entre universidad y empresa, fomentar el papel de la mujer en las matemáticas (en este primer congreso solo han representado un 20% de los participantes), divulgar matemáticas, etc.”

>> “En una época en que las matemáticas están detrás de multitud de decisiones, urge hacernos cargo de nuestra relevancia e informar a la sociedad de nuestros pasos”

La red facilitará el intercambio de información entre personas y grupos de jóvenes matemáticos, creará grupos de apoyo para doctorandos, y organizará actividades en la línea del congreso BYMAT para lograr estos objetivos. “La presentación de la red BYMAT durante el congreso generó un gran interés entre los participantes, lo que nos ha dado fuerzas renovadas para emprender este nuevo proyecto”, considera el comité organizador.

La matemática joven está de moda

La repercusión del evento, además, ha trascendido a la propia comunicada matemática. “BYMAT ha tenido una difusión mediática muy por encima de la media y ha llegado a personas que no tienen nada que ver con las matemáticas”, consideran los jóvenes doctorandos, quienes durante los días del congreso atendieron decenas de entrevistas con medios. “En una época en que las matemáticas están detrás de multitud de decisiones, urge hacernos cargo de nuestra relevancia e informar a la sociedad de nuestros pasos”, reflexionan.

Para los participantes, el elemento formativo ha sido clave. “Para muchos esta ha sido su primera charla en inglés, o incluso su primera charla en un congreso, y se han sentido acogidos por un público de nivel y experiencia similar”, aseguran los organizadores. Además se han explorado varias de las posibles salidas laborales para después del doctorado dentro y fuera de la universidad. “Hemos constatado que tanto los jóvenes investigadores como las empresas acusan la falta de interacción entre estos colectivos y agradecen eventos como BYMAT que fomentan esta colaboración”.

>> “Hemos constatado que tanto los jóvenes investigadores como las empresas acusan la falta de interacción entre estos colectivos”

Y lo más importante, se ha conseguido la interacción entre investigadores que se buscaba. “Hemos percibido muchas conversaciones de investigación entre participantes que no se conocían antes del congreso, algunos provenientes de áreas sin aparente relación”, declaran. Para facilitar la relación entre los participantes, además de las actividades puramente académicas, se organizaron eventos sociales: un escape room y una cena informal del congreso. “Fueron eventos muy divertidos que sirvieron también para descubrir otras facetas de cada uno”, relatan los investigadores del ICMAT.

El futuro de BYMAT

El congreso BYMAT será solo el primero de muchos. “Nos gustaría que esta iniciativa se pudiese repetir anualmente, variando de sede, para favorecer la adhesión de jóvenes de distintos centros de investigación a la red, y dotar a la mismo de una mayor diversidad cultural e interdisciplinariedad”, comentan.

El próximo congreso, que aún no tiene fecha ni ubicación, será seguramente más multitudinario que el primero. “Previsiblemente recibiremos aún más solicitudes de charlas y probablemente sea necesario extender el congreso a cinco días para aligerar las sesiones paralelas y proporcionar aún más momentos de interacción social (que influyen en la creación de redes de contactos)”, afirman. En cualquier caso, parece claro que BYMAT tiene mucho recorrido por delante.

 

* Imágenes de la Fundación BBVA