Skip to main content

Las mujeres, más interesadas por la ciencia y la tecnología

 
La FECYT presenta su VIII Encuesta de Percepción Social de la Ciencia 
 

Carmen Vela en la presentación de la encuesta // Imagen: FECYT

 

Ayer, la secretaria de Estado de I+D+i, Carmen Vela, y el director de la FECYT, la Fundación Española por la Ciencia y la Tecnología, José Ignacio Fernández Vera, presentaron en Madrid la octava encuesta de percepción social de la ciencia que realiza la FECYT de forma bienal. En esta ocasión se ha contado con una muestra de más de 6000 personas distribuidas por todo el territorio español. Entre los datos destacaron el incremento del interés de las mujeres por la ciencia y la tecnología, de un 9,9% en 2014 a un 13,7% en 2016, mientras que por parte de los hombres ha habido un ligero retroceso, de un 20,4% a un 18,5%. La diferencia por género llega incluso a desaparecer en la franja de edad que abarca de 45 a 55 años. 

José Ignacio Fernández Vera durante la presentación de la encuesta // Imagen: FECYT

De manera general, las cifras relacionadas con el interés de los españoles en la ciencia son positivas, ya que ha habido un incremento acumulado del 136% de personas interesadas respecto al año 2004 (de un 6,9% a un 16,3%). Entre estas, son los jóvenes los que más interés presentan, un total del 23,1%. Estos datos se refieren a interés espontáneo, es decir, cuando la ciencia es nombrada entre los temas que más interesan a los encuestados, sin respuestas inducidas. El interés declarado por el tema también crece, al 40,2% (bastante) y algo (29,7%). Por otro lado, el motivo principal indicado por las personas que señalan que no están interesadas por la ciencia (que suman un total de 29,6%) es que no lo entienden. En este sentido, las  instituciones científicas tienen la responsabilidad de seguir trabajando para acercar y explicar la ciencia el resto de la sociedad.  

Además, las personas encuestadas manifiestan un déficit informativo en temas de ciencia y tecnología: su nivel de interés supera a la información que reciben; es decir, existe una demanda de comunicación científica. La fuente más empleada para obtener esta información es internet (prensa digital, redes sociales, etc.), que supone un 37,7%, seguida de la televisión (36,4%) y muy por debajo, la prensa escrita en papel (4,9%) y la radio (4%). Dentro de las fuentes de internet las redes sociales ocupan por primera vez el primer puesto; han crecido de un 9,7% en 2010 a un 43,6% en 2016. Facebook, la plataforma más popular, es usada por un 40,9%  (en 2014 suponía un 28,3%); también es llamativo el crecimiento del uso de Instagram (de un 6,6% en 2014 a un 13,4% en 2016). En segundo lugar, un 36% los ciudadanos acuden a los canales de video (en 2010 eran solo un 6,8%).

Los ciudadanos también mejoran su imagen de la ciencia. Un 54,4% la ve como más beneficiosa que perjudicial. Entre las aplicaciones más favorables, de mayor a menor, sobresalen Internet, la telefonía móvil, la investigación con células madre y los drones. Por el contrario, entre las tecnologías más rechazadas resaltan la energía nuclear, la clonación, el fracking o el cultivo de plantas modificadas genéticamente.

Junto a este aparente incremento de la cultura científica, también parece crecer el pensamiento acientífico, de forma paradójica. Por primera vez, se ha incluido en la encuesta la valoración de los ciudadanos por las pseudociencias. Preocupantemente, un 59,8% de los españoles confiesa que confía en la acupuntura y un 52,7% en los productos homeopáticos.  

Los resultados muestran que la relación entre ciudadanía y ciencia sigue mejorando, pero queda mucho por hacer. Carmen Vela declaraba que “tenemos todavía mucha tarea pendiente, hay que seguir trabajando para tener una sociedad formada que se convierta en cómplice de la ciencia”. 

En ese sentido, el ICMAT mantiene su compromiso con la comunicación y la divulgación de la ciencia, formalizado en su estrategia de comunicación que se puso en marcha con el primer programa Severo Ochoa en 2012 y que continúa ahora con el segundo hasta 2019.

 

VIII Encuesta de Percepción Social de la Ciencia 

Desde el año 2002, la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT) perteneciente al Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, ha realizado esta encuesta de forma bienal.

Para llevar a cabo esta última, entre los meses de febrero y diciembre de 2016 se realizaron más de 6300 entrevistas personales a residentes en España desde hace 5 años o más, con una edad de 15 años en adelante.