Skip to main content

La Alianza SOMMa presenta un informe sobre la ciencia de excelencia española y cómo salvaguardar su competitividad


Representantes de los centros integrados en la Alianza SOMMa. // Imagen: SOMMa

La Alianza de Centros Severo Ochoa y Unidades María de Maeztu (SOMMa) ha presentado hoy en Madrid el documento “Informe SOMMa: Acciones necesarias para salvaguardar la competitividad de la ciencia” que reclama la atención de la clase política para abordar algunas de las problemáticas administrativas de forma urgente y duradera. SOMMa fue creada a finales de 2017, con el objetivo de incrementar el impacto de los centros (entre los que encuentra el ICMAT) y unidades, fomentar la colaboración y el trabajo en red, y enriquecer todo el sistema de I+D. 

La Alianza de Centros Severo Ochoa y Unidades María de Maeztu (SOMMa), que reúne centros y unidades de investigación que cuentan con los distintivos de excelencia Severo Ochoa y María de Maeztu en España, entre los cuales se encuentra el ICMAT, da sus primeros pasos. En un acto celebrado en Madrid esta mañana, los representantes de SOMMa junto a la Secretaria de Estado de I+D+i, Carmen Vela, han presentado la alianza a medios de comunicación.  

Además, durante la presentación, los representantes de SOMMa han expresado, con el apoyo de otras agrupaciones del sector de la ciencia y la innovación, su preocupación por la reducción de la financiación en I+D y por algunos problemas administrativos que constriñen la ciencia española. En concreto, el colectivo coincide en destacar la necesidad de contar con regulaciones específicas y adecuadas dentro del marco de la normativa europea que salvaguarden la competitividad del sector, tal y como sucede en otros países.

“Celebramos el esfuerzo de la Secretaría de Estado de I+D+i por crear y mantener los programas Severo Ochoa y María de Maeztu a pesar de la crisis económica y los ajustes en los presupuestos públicos. Aun así, debemos insistir en la importancia de la inversión en ciencia que requiere un pacto de Estado a largo plazo,” ha afirmado Luis Serrano, presidente de SOMMa y director del Centro de Regulación Genómica (CRG). 


Presentación del informe a los medios de comunicación. // Imagen: SOMMa

Además de solicitar una apuesta decidida respecto a los niveles de financiación, SOMMa también ha puesto de manifiesto la existencia de ciertas particularidades administrativas que comprometen seriamente el sistema de I+D y que requieren voluntad política para solucionarlas. Durante el acto se ha presentado el documento “Informe SOMMa: Acciones necesarias para salvaguardar la competitividad de la ciencia” que pretende reclamar la atención de la clase política para abordar dichas problemáticas de forma urgente y duradera. 

En resumen, los tres aspectos administrativos que se exponen en el informe corresponden a los criterios de deducción del IVA, la contratación de personal y la contratación pública por parte de los centros y unidades de investigación. Los tres temas están causando graves problemas a diversos centros de investigación actualmente y potencialmente podrían afectar a todos los centros de investigación del sistema de I+D español. 

En el informe se propone un acuerdo transversal que cuente con el apoyo de todos los grupos parlamentarios y se plantean como posibles soluciones:

-La consideración de la investigación, y la investigación básica en particular, como actividad económica, así como constatar que la investigación es una actividad de interés general, cuyas subvenciones no deben repercutir IVA. 

-La adecuación del régimen de contratación pública de los centros de investigación y universidades a sus necesidades, dentro del marco de la normativa europea en contratación. 

-La flexibilización de la tasa de reposición, en particular para el personal estructural, así como la incorporación de los contratos indefinidos no fijos por cese menor a los 20 días fijados y financiables con fondos competitivos del Plan Estatal y que no cuenten a efectos de tasa de reposición. 

En general, esta situación es fruto de la equiparación de los centros de investigación y universidades a cualquier administración pública, sin tener en cuenta las peculiaridades y necesidades propias de la actividad científica. “Necesitamos que la ciencia también esté presente en la agenda política y esperamos poder trabajar también en esta dirección desde SOMMa junto a la secretaría de Estado de I+D+i, en beneficio, no solo de los centros y unidades integrantes de la alianza, sino de todo el sistema de I+D en España”, han concluido Serrano y Garcia-Milà. 

Una alianza para enriquecer el sistema de I+D

Entre los objetivos de SOMMa se encuentran: incrementar la visibilidad nacional e internacional de la investigación en España, así como su impacto científico, económico y social; promover el intercambio de conocimiento científico y de buenas prácticas entre todos los actores del sistema de I+D español; establecer un diálogo con la sociedad y contribuir al fomento de la cultura científica; y tener voz en la política científica en España y en Europa. “La ciencia española cuenta con centros y unidades de excelencia que compiten con éxito a nivel internacional. Unirnos en esta alianza nos permite aunar esfuerzos, incrementar nuestro impacto y fomentar la colaboración y el trabajo en red. En definitiva, enriquecer el sistema de I+D de este país a largo plazo,” ha expresado Teresa García-Milà, vice-presidenta de SOMMa y directora de la Barcelona Graduate School of Economics (BGSE), durante la presentación. 

El conjunto de centros y unidades de SOMMa reúnen a más de 7.000 empleados dedicados a la investigación, forman cada año a más de 500 doctores y las ayudas para proyectos europeos que reciben suponen un retorno aproximado de 530 millones de euros para un periodo de 5 años. Sólo en 2016, la investigación de los centros y unidades SOMMA se ha publicado en más de 5.800 artículos en las mejores revistas científicas y ha dado lugar a 8 nuevas empresas spin-off, más de 100 solicitudes de patentes registradas y unos 350 colaboraciones y contratos con empresas.  “Estas cifras demuestran que el programa Severo Ochoa ha impulsado el impacto, liderazgo científico internacional y competitividad de estos centros y unidades. Esta alianza será muy positiva porque permitirá que los mejores centros trabajen de forma conjunta, coordinados, lo que contribuirá a expandir el impacto,” ha afirmado la secretaria de Estado de I+D+i, Carmen Vela.